Son mucho más fáciles de limpiar ya que la suciedad no se adhiere fácilmente por el recubrimiento hidrófugo realizado en cámara de vacío que reduce las adherencias de partículas de grasa y agua sobre la lente. Todas las lentes NOVAR están provistas con este tratamiento.